navegación
1 2 3 4 5 6 7
 3 materiales seleccionados
Ordenar por
 

Sobre héroes, dioses y el origen del nombre de las constelaciones

 

OpenMind

  En el cielo pueden verse ochenta y ocho constelaciones. La historia de su nombres es la historia de los mitos y descubrimientos, de las exploraciones e investigaciones, que han ido generando el conocimiento astronómico que hoy tenemos. Desde Homero y Hesíodo, pasando por Ptolomeo o Magallanes, las alineaciones de estrellas que llamamos constelaciones han despertado siempre la curiosidad humana. Y siguen haciéndolo.


Fecha de publicación: 09-02-2015

 

Por aguas más limpias

 

Página 12

  Buenos Aires se asoma a un río que parece un mar. Pero en medio de la ciudad hay otro río que ha estado un tanto olvidado. Navegando por el Riachuelo se observa su notable mejora ambiental. Aunque sigue envidiando la centralidad que el Sena, el Tíber o el Támesis ocupan en el imaginario urbano de los ciudadanos de sus ciudades.


Fecha de publicación: 10-08-2013

 

El problema de la longitud geográfica

 

Página 12

  Los buenos relojes no solo sirven para medir bien el tiempo, también miden el espacio. Eso fue lo que consiguió John Harrison cuando en 1759 construyó el legendario H4, un reloj capaz de mantener la precisión durante las duras condiciones de una larga travesía en barco. Con él se pudo resolver por fin el viejo problema de medir la longitud geográfica, un reto que desafiaba por igual a científicos y navegantes. Calcular la latitud es relativamente fácil comparando la altura del sol en un lugar a mediodía con lo previsto en las cartas astronómicas que relacionan para cada latitud y cada día del año los grados de altura que separan al Sol del horizonte. Pero para saber la longitud de un lugar es necesario, además, saber la diferencia de la hora en ese sitio con la del lugar de procedencia o con la de otro preestablecido (la del meridiano de Greenwich, por ejemplo). Por eso diseñar un reloj que mantuviera su precisión durante la navegación era un reto que permitiría no solo medir bien el tiempo, sino también el espacio.


Fecha de publicación: 24-03-2012

Página 1 de 1


OEI - IBERCIENCIA